104

La información genética en el contexto colombiano

Avances en la generación de conocimiento

Mailyn A. GonzalezInstituto Alexander von Humboldt Ángela María MendozaInstituto Alexander von Humboldt Elkin TenorioInstituto Alexander von Humboldt Eduardo TovarInstituto Alexander von Humboldt

La información genética es una herramienta clave a la hora de manejar y conservar la biodiversidad. No obstante, en Colombia aún falta estudiar este nivel de variabilidad biológica.

Una mirada detallada sobre la biodiversidad puede revelar la información genética de los organismos.

La variabilidad de moléculas tales como el ADN en las poblaciones de una especie está relacionada con el potencial de adaptación que la misma tiene frente a cambios en su ambiente 1,3.

Una mirada detallada sobre la biodiversidad puede revelar la información genética de los organismos. La variabilidad de moléculas tales como el ADN en las poblaciones de una especie está relacionada con el potencial de adaptación que la misma tiene frente a cambios en su ambiente1-3. Información de esta naturaleza permite calcular el flujo genético entre poblaciones, su aislamiento o conectividad y, por ende, su vulnerabilidad a la extinción4,5. También es posible, en una escala de organización biológica más amplia, medir la diversidad filogenética, la cual cuantifica la historia evolutiva del conjunto de especies que hacen parte de la comunidad6. Análisis a este nivel deben ser considerados en la priorización de áreas para la conservación ya que reflejan el potencial de respuesta al cambio de las comunidades en un área determinada

En Colombia, la información genética ha sido poco estudiada10. Sin embargo, el número de datos (secuencias genéticas) publicados para diversos grupos biológicos, particularmente para bacterias, ha aumentado significativamente en los últimos cuatro años. Una revisión de los estudios asociados con las secuencias de bacterias indica que la mayor parte de esta información se ha generado en los sectores agropecuario y de salud. En contraste, existen menos datos de secuencias publicadas en temas tan relevantes como la bioprospección, la biorremediación y las ciencias básicas.

Así mismo, la cantidad de información genética disponible para plantas y animales principalmente asociada con estudios de ecología, evolución y sistemática es muy escasa. Según información registrada a través del SiB Colombia, los grupos mejor representados tienen secuencias genéticas de apenas un 5% de las especies, lo que acentúa la necesidad de aumentar tales estudios en el país.

Identificación genética de especies

Los códigos de barras de ADN proporcionan un método estandarizado de identificación de especies a través del uso de secuencias cortas de una región particular del genoma11,12.

Esta información se deposita en la base de datos pública del Barcode of Life Datasystems (BOLD) acompañada de datos geográficos y fotografías de tal forma que, a partir de un pequeño fragmento de tejido (p.ej. semilla, pluma), se puede identificar una especie.

La correcta identificación de especies es importante en los sectores económico, de salud, agropecuario y ambiental, ya que condiciona las medidas de gestión asociadas a epidemias, plagas e invasiones biológicas. Además, puede ser utilizada para identificar suplantación de especies en los mercados13 o aquellas que son objeto de tráfico ilegal14-16. De igual forma, la caracterización genética permite descubrir nuevas especies que son aparentemente muy parecidas pero que a nivel genético pueden ser consideradas como entidades distintas17,18. Esto tiene, por ejemplo, grandes implicaciones en la evaluación de riesgo de extinción de una especie19.

Gracias a la iniciativa nacional de generación de código de barras de ADN iBOLColombia, se han generado hasta la fecha cerca de 1150 secuencias de 821 especies19,20. Como parte de este proyecto el Instituto Humboldt proporcionó información para 152 especies de aves que son objeto de tráfico ilegal, principalmente loros, colibríes y rapaces15,21. En nueve de estas especies se encontró un porcentaje muy alto de diferencia genética, lo que sugiere especies aún no descritas para el país.

Gracias a la iniciativa nacional de generación de código de barras de ADN iBOLColombia, se han generado hasta la fecha cerca de 1150 secuencias de 821 especies 1920. Como parte de este proyecto el Instituto Humboldt proporcionó información para 152 especies de aves que son objeto de tráfico ilegal, principalmente loros, colibríes y rapaces1521. En 9 de estas especies se encontró un porcentaje muy alto de diferencia genética, lo que sugiere especies aún no descritas para el país.

Schistes groffroyi
Área de distribución geográfica
Aglaiocercus kingii
Cometa verdiazul
ver ficha de especie
Metallura tyrianthina
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Coeligena coeligena
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Phaethornis syrmatophorus
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Galucidium jardinii
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Adelomyia melanogenys
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Amazilia amabilis
Área de distribución geográfica
ver ficha de especie
Boissoineaua flavescens
Área de distribución geográfica
“La investigación en genética sigue siendo algo costosa aunque los precios van disminuyendo y estos estudios se hacen cada vez más en colaboración”.
Mailyn González
¿Cuál es la importancia de distinguir especies diferentes que parecen ser una sola?.
¿Cómo surgió y cuál fue el objetivo del proyecto de código de barras de ADN de aves del Instituto?

103

104

105

TEMÁTICAS

DIVERSIDAD GENÉTICA FLUJO GENÉTICO ADN SIB COLOMBIA