El monitoreo permanente en ecosistemas con prioridad de conservación, como el bosque seco, es fundamental para comprender las dinámicas ecológicas y proponer medidas de manejo para su gestión integral.

En el Neotrópico los bosques secos son considerados ecosistemas con alta prioridad para la conservación1, en ellos se encuentran especies exclusivas de estos ecosistemas que resisten altas temperaturas y fuertes limitaciones de agua durante gran parte del año2. Sin embargo, las áreas donde se distribuye este ecosistema han albergado tradicionalmente grandes asentamientos humanos, lo que le confiere una larga historia de transformación y pérdida de su biodiversidad3.

Alarmados por el grado de amenaza que sufren estos bosques en Colombia4 y la falta de conocimiento sobre su dinámica y funcionamiento5,6, en 2013 investigadores regionales iniciaron, una estrategia nacional para el monitoreo de la vegetación del bosque seco (BSTCol), cuyo objeto es generar datos científicos relevantes para la gestión integral de este ecosistema de cara a los motores de cambio que enfrenta y los escenarios socioecológicos complejos que presenta7.

Estos esfuerzos de monitoreo aportan información de alta calidad que debe ser la base para la toma de decisiones en términos de su conservación. Se considera, entonces, que el monitoreo permanente de la vegetación se traducirá en un proceso sistemático de toma y análisis de datos, que no solo explorará las tendencias de cambio de los atributos propios de las especies y comunidades vegetales en el tiempo, sino que también permitirá verificar como los diferentes esquemas de conservación que Colombia tiene para este ecosistema aportan a la gestión integral de su biodiversidad.

Hasta el momento, a partir del análisis de la información registrada para la primera toma de datos, 623 especies de plantas (33.559 individuos) entre árboles, arbustos, palmas, lianas y cactus, están siendo monitoreadas en todas las parcelas (62±29 especies/ha-1). Al sobreponer las parcelas con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap), se encontró que tanto las áreas con medidas de protección estricta como las áreas con iniciativas de conservación privada resguardan un mayor número de especies respecto a los bosques sin figuras de manejo. Para los Parques Nacionales Naturales y Parques Regionales se registra ~72 especies/ha-1), para las Reservas Privadas de la Sociedad Civil ~74 especies/ha-1 y en predios privados ~51 especies/ha-1.

Sin embargo, independientemente de la figura de manejo, llama la atención la alta exclusividad y unicidad florística de cada sitio de monitoreo, sumado a la presencia de especies endémicas para la mayoría de las regiones. Lo anterior resalta la importancia del Sinap para la gestión integral de la biodiversidad en los bosque secos y la necesidad de proponer alternativas para la conservación de las plantas en las áreas privadas que no cuentan hoy en día con alguna figura de manejo y sobre la base del acoplamiento con los escenarios productivos que subyacen a cada sitio.

Aunque esta iniciativa está en su fase preliminar, en el futuro, y gracias al monitoreo permanente, se podrán puntualizar necesidades de conservación derivadas de los análisis sobre la dinámica, el funcionamiento y la capacidad de respuesta de las plantas ante diferentes motores de transformación.

Parcelas permanentes de monitoreo de vegetación de bosque seco

Aunque la diversidad de especies varía considerablemente entre regiones según factores climáticos, edáficos y el nivel de transformación, se evidencia que las parcelas se agrupan por región según su composición florística. Los sitios seleccionados para la ubicación de las parcelas permanentes representan las zonas menos fragmentadas de las cinco subregiones de bosque seco en el país. A pesar de que cada una es característica del lugar y la región, aún hace falta incrementar los puntos de monitoreo

Ampliar mapa

Mapa

Ilustración

Rimo


Nombre científico: Oxandra espintana

Individuos: 1.222

En Peligro Crítico

Red BST-Col, es una iniciativa de monitoreo e investigación del bosque seco en Colombia que cuenta con más de 20 instituciones y 40 investigadores en las regiones donde se distribuye este ecosistema.

Especies frecuentes en las parcelas de monitoreo

Diomate

En SiB Colombia
Roble blanco

Indio desnudo

En SiB Colombia
Roble negro
Los bosques monitoreados tienen altos valores de exclusividad florística. Cerca del 72 % de las especies de cada sitio no fueron reportadas en otros.
Cada parcela se caracteriza por una gran unicidad de plantas. Solo el 5 % de las especies están presentes en más de tres localidades.

Número de individuos y especies totales monitoreadas por grupo de plantas

Con los datos de mortalidad, reclutamiento y crecimiento obtenidos, se espera aumentar la compresión sobre la dinámica ecológica y capacidad de respuesta de este ecosistema a motores de cambio, en especial a los asociados con la variabilidad climática.

623 especies

Especies endémicas más abundantes en el monitoreo

Coya colorado

En SiB Colombia
Roble blanco
Roble negro

Coya blanco

En SiB Colombia
Los lugares seleccionados para el monitoreo a través de parcelas permanentes de 1 ha, representan las zonas con menores los niveles de fragmentación en las cinco subregiones de bosque seco en el país.

Distribución de especies endémicas por tipo de gobernanza

4.817 individuos de 13 especies de plantas endémicas están siendo monitoreados. En la región del valle del río Magdalena se concentra el mayor número (5), dos de las cuales tienen una distribución restringida a los bosques secos del norte del Tolima, por lo cual es prioritario fortalecer las acciones de conservación en estas áreas.

Más información

Versión PDF Ficha metodológica Referencias Cítese como
Rinaudo, M. E. (2017). Biodiversidad como respuesta frente al cambio climático. Adaptación y mitigación. En Moreno, L. A., Andrade, G. I., y Ruiz-Contreras, L. F. (Eds.). 2016. Biodiversidad 2016. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá, D. C., Colombia.
Compartir en redes