La alta riqueza de orquídeas del departamento y su uso histórico como plantas ornamentales representan una gran oportunidad para generar sinergias entre su preservación, investigación y aprovechamiento sostenible.


Continuar ▼

Algunas orquídeas nativas registradas en Cundinamarca

Orquídea

Aguadija blanca


Nombre científico: Odontoglossum crispum


En Peligro

Distribución: 1.700 a 2.700 m s.n.m. Cundinamarca, Boyacá, Caquetá, Cauca, Huila, Nariño, Santander, Tolima y Putumayo.


Abrir en "SiB Colombia"
Orquídea

Flor de Bogotá


Nombre científico: Oncidium luteopurpureum


Casi amenazada

Distribución: 2.000 a 2.800 m s.n.m. Cundinamarca, Antioquia, Boyacá, Tolima, Caldas, Huila, Risaralda, Santander, Valle del Cauca, Cauca, Putumayo y Quindío.


Abrir en "SiB Colombia"

Orquídea

Chiguana


Nombre científico: Comparettia macroplectron


Preocupación menor

Distribución: 1.350 a 3.000 m s.n.m. Boyacá, Meta, Cundinamarca, Magdalena y Casanare.


Abrir en "SiB Colombia"

Las orquídeas conforman uno de los grupos de plantas más carismáticos, debido a la belleza y variedad en formas, tamaños y colores de las flores de muchas de sus especies, razón por la cual han sido usadas históricamente como plantas ornamentales.

Los Andes tropicales poseen la mayor diversidad de orquídeas a nivel mundial y en Colombia esta se concentra en la región andina, siendo Antioquia el primer departamento con mayor riqueza de especies, seguido por Cundinamarca con 940 registradas en su territorio (100 de las cuales son endémicas)1. Sin embargo, la comercialización de orquídeas a partir de la extracción descontrolada, así como la desaparición de bosques y el reemplazo de áreas naturales por coberturas productivas, hace que sus poblaciones naturales sean cada vez más escasas. A la fecha sólo se ha evaluado el estado de conservación de 73 de las especies nativas de Cundinamarca, pero se ha identificado que el 51 % (37) están bajo alguna categoría de amenaza2. Esta situación evidencia la necesidad inmediata de acciones in situ así como ex situ, por parte de la academia, las ONG, autoridades ambientales y comunidad en general.

En ese sentido, los viveros juegan un papel importante en la representatividad y propagación de especies en alguna categoría de amenaza. Actualmente la producción y comercialización o distribución de orquídeas es realizada por viveristas y comerciantes, respectivamente. Según datos publicados por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites)3, entre 1975 y 2015 se han comercializado 189 especies de orquídeas nativas de Cundinamarca y sus principales destinos han sido Alemania, Estados Unidos y Japón.

En consecuencia, y con el propósito de generar sinergias entre el conocimiento y la conservación para promover el aprovechamiento sostenible de las orquídeas nativas de Cundinamarca, el Instituto Humboldt en colaboración con la Pontificia Universidad Javeriana, el Jardín Botánico de Bogotá José Celestino Mutis y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), vienen desarrollando un proyecto financiado por el Sistema General de Regalías a través de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Gobernación de Cundinamarca, con el que se espera aportar investigación, innovación tecnológica y apropiación social del conocimiento científico.

De acuerdo con los resultados preliminares, en los municipios de San Antonio del Tequendama, Fusagasugá, La Mesa, Mesitas del Colegio, Cachipay, Supatá, Tena y Bogotá se registran 57 viveros y colecciones que producen y comercializan 86 especies de orquídeas, 63 especies con distribución natural en Cundinamarca y 23 en otras regiones del país.

Esta es una gran oportunidad para potenciar el uso sostenible de orquídeas nativas como alternativa al comercio actual de especies exóticas, así como para mejorar las técnicas de cultivo de las especies nativas, disminuir los tiempos de crecimiento y floración, reducir costos de producción, fortalecer las capacidades de los viveristas y obtener el apoyo de las autoridades competentes para que promuevan esta actividad en la región.


Ver mapa de viveros ▼

Principales viveros de orquídeas en Cundinamarca y número de especies registradas


Se han registrado especies de orquídeas en todos los municipios y pisos altitudinales del país. La mayoría corresponde a especímenes colectados entre 2.500 y 3.500 m s.n.m.

Ampliar mapa

La mayoría de los viveros que producen y comercializan orquídeas lo hacen como actividad complementaria ya que manejan una amplia variedad de especies ornamentales, frutales y forestales.


Especies nativas con mayor frecuencia en viveros


Especies nativas en viveros

El aprovechamiento comercial de las orquídeas en Colombia se remonta al siglo XVIII, con reportes de extracciones numerosas hacia Europa.

Continuar ▼

Si tenemos ese orden yo creo que vamos a llegar muy lejos y vamos a recuperar especies que están en vía de extinción...

- Herly Lisandro Rojas Borda (Vivero Orquídeas La Ermita) -

Siguiente ▶

Es un proyecto muy bonito, lo hace (...) que uno quiera más las orquídeas y que le dedique más tiempo.

- Ana Gilma Saavedra de Reyes (Vivero La Veranera) -

Trabajar con orquídeas es una experiencia inolvidable, cada día uno se enamora más de una orquídea, cada día uno conoce algo diferente de ella, aprende algo diferente de ella: su aroma, su estructura, todo.

- José Luis Burgos (Vivero El Tabor de Tequendama) -

Número de registros en colecciones biológicas entre 1890 y 2016


El estudio de la diversidad de orquídeas en Colombia se remonta a la Expedición Botánica liderada por José Celestino Mutis1 y desde esa época muchos investigadores han contribuido al conocimiento de cuántas y cuáles especies nativas se encuentran en nuestro país. Este trabajo se ve reflejado en el acervo histórico de las colecciones biológicas.
Siguiente ▶

Panorama nacional de las orquídeas

En Colombia se encuentran 4.270 especies de orquídeas nativas1, de las cuales 1.572 son endémicas y 207 se encuentran bajo alguna categoría de amenaza2, principalmente por la destrucción de su hábitat, seguido por la extracción de las poblaciones silvestres con fines comerciales. Las orquídeas se encuentran distribuídas en todo el territorio del país, aunque el 77 % de las especies se encuentra en la región Andina1 asociadas especialmente a los bosque andinos y páramos. El país actualmente cuenta con un Plan Nacional1 con metas y líneas de acción que buscan generar y ampliar el conocimiento, conservar, usar sosteniblemente, educar y fortalecer la legislación asociadas a este grupo de plantas, resaltando su aprovechamiento como oportunidad para el país. La implementación de dicho plan implica promover la articulación entre iniciativas locales y regionales en donde actividades como las que se realizan actualmente en Cundinamarca pueden aportar a otras regiones del país.

En las colecciones botánicas de Cundinamarca se encuentran especímenes almacenados desde 1962 hasta 2015, en su mayoría recolectados en la década de los 60 y primera del siglo XXI. Investigadores como el padre Pedro Ortiz Valdivieso, M. Schneider, Juan Camilo Ordóñez, José Cuatrecasas y Mariano Ospina han sido quienes más han contribuido con tales colecciones.

Especies con mayor número de registros en Cundinamarca


Registros de herbario que se asume son de individuos silvestres, aunque algunos pueden corresponder a individuos cultivados.

Continuar ▼

Especies de orquídeas con potencial de aprovechamiento comercial


Algunas especies de orquídeas nativas con potencial de aprovechamiento comercial, que no se registraron en viveros:

+ Cyrtochilum revolutum

+ Oncidium ornithorhynchum

+ Comparettia falcata

+ Cyrtochilum densiflorum

Orquídea

Palabras clave

Colecciones biológicas Especies amenazadas
Especies endémicas Desarrollo económico