La mayoría de las introducciones de fauna exótica a Colombia se han dado de manera intencional y están relacionadas con actores estratégicos, como sectores productivos, que deben articularse para generar acciones orientadas a la gestión de especies exóticas. La información sobre las vías de llegada de las especies de fauna exótica, así como la relación con los factores antrópicos, constituye un insumo importante para implementar estas acciones.

En Colombia existen aproximadamente 308 especies de fauna exótica y trasplantada, es decir, animales que se encuentran fuera de su distribución natural1,2, algunos de los cuales potencialmente podrían dispersarse y establecerse hasta convertirse en especies invasoras. Su presencia en ambientes naturales puede causar impactos en los ecosistemas y sus servicios asociados, resultando en efectos complejos en los ámbitos económico, social, político y ecosistémico2,3,4. En este contexto, comprender las variables de las vias de introducción y dispersión de estas especies sirve como herramienta para el manejo y control de las especies exóticas actuales y la prevención de invasiones futuras.

La introducción de especies exóticas a un área puede ser asistida o natural5 y la dinámica de la invasión por estas especies es influenciada por la susceptibilidad que tiene la zona en particular (invasibilidad) asociada a los cambios en el uso del suelo, las características propias de la especie para dispersarse y establecerse en un ambiente (invasividad)1 y su relación con las actividades (vías)6,7 económicas que en gran medida promueven su establecimiento.

La principal vía de introducción de especies exóticas de vertebrados terrestres (especies de anfibios, reptiles, aves y mamíferos) y acuáticos (especies de peces) es el escape accidental a un entorno natural de individuos criados en cautiverio (por ejemplo en zoológicos, acuarios, instalaciones de acuicultura y programas de investigación o reproducción animal ex situ, incluidas las mascotas). Otra vía importante de introducción y dispersión para este grupo de especies es la liberación intencional de individuos en entornos naturales.

En contraste, para los invertebrados los principales mecanismos de llegada y movimiento en el país se han dado por el desplazamiento no intencionado de organismos vivos contaminantes asociados a un producto básico en el ámbito comercial (material de vivero, alimentos, semillas, madera, entre otros).

En el análisis de la relación entre la incidencia de especies exóticas y algunos indicadores de transformación del paisaje en Colombia, se evidenció que la densidad de carreteras es uno de los factores antrópicos que potencian el movimiento de las especies exóticas. Para las aves y los peces los factores más relevantes fueron densidad de carreteras e indicadores de cambio a paisajes productivos, siendo la agricultura el cambio en paisaje más importante para las aves, mientras que la demanda hídrica, entendida como el volumen de agua utilizado para actividades productivas como la acuicultura, es el factor antrópico con mayor influencia en peces.

Las actividades comerciales resultado de la globalización pueden ser impulsores clave en el incremento de introducciones y los mecanismos de dispersión y establecimiento de diferentes grupos de fauna exótica3. Por lo tanto, se hace necesaria la articulación de diferentes actores8, sectores productivos y tomadores de decisiones para generar la información necesaria que responda a los vacíos existentes sobre las introducción de especies y su interacción con factores antrópicos.

A futuro, los análisis sobre especies exóticas deberían incluir evaluaciones económicas en diferentes contextos socioecológicos, información sobre la temporalidad de las introducciones y levantamiento de datos demográficos, rasgos funcionales y geográficos para aumentar el conocimiento y contar con evaluaciones detalladas. Esto permitirá entender los factores de la invasividad, invasibilidad y vías de introducción y dispersión en el territorio.

Así mismo, las decisiones sobre nuevas introducciones deben orientarse bajo el principio precautorio y, en general, la gestión de las exóticas puede ser complementada con listados de especies que ofrezcan beneficios comerciales y sean de bajo riesgo, además de la implementación de herramientas como códigos voluntarios de conducta por parte los sectores productivos. Por lo anterior, se propone un escenario de responsabilidad compartida que involucre la distribución de riesgos y beneficios desde una perspectiva integral.

Gráfico

Ampliar

Ilustración

Gecko


Las especies exóticas tienen características propias que se relacionan con la vía o mecanismo por el cual se han introducido y se dispersan. Por ejemplo los geckos (Hemidactylus angulatus, H. frenatus, H. garnotii y H. mabouia) son transportados como polizones de manera no intencional en cargamentos de bienes importados.

Principales vías de introducción y casos registrados

     Escape: los organismos son importados inicialmente hasta llegar a las condiciones de cautiverio, pero llegaron a escaparse de tales condiciones de manera accidental o irresponsable de organismos vivos de sus lugares de reclusión.
     Polizones: desplazamiento de organismos vivos incrustados a un medio físico como vehículos o equipos destinados a las actividades humanas.
     Liberación: introducción intencional de organismos exóticos vivos en entornos naturales con fines antrópicos.

     Contaminantes: desplazamiento no intencionado de organismos vivos asociados a un producto básico, que se transfiere intencionadamente en el ámbito del comercio internacional en casos de asistencia al desarrollo o en casos de emergencia.
     No intencional/autónoma: dispersión natural secundaria de especies exóticas invasoras que se han introducido por cualquiera de las vías. Aunque la dispersión secundaria es de carácter autónomo solo puede ocurrir como consecuencia de una intervención del ser humano.
     Corredor: desplazamiento de organismos exóticos tras la construcción de infraestructuras de transporte sin las cuales la dispersión no habría sido posible. Los corredores biogeográficos incluyen los canales internacionales (que conectan las cuencas hidrográficas con los mares) y los túneles transfronterizos que unen montañas, valles o islas oceánicas.

El 69 % de las especies de fauna exótica no tienen información geográfica asociada que permita conocer sus patrones de distribución en el país. Esto es más crítico en el caso de los peces continentales, dado que las variables que se emplean para análisis de distribución potencial solo se ajustan al contexto de las especies terrestres.

Densidad de carreteras y registros de especies exóticas

Mapa

Ampliar

De las variables que representan intensidad de actividades humanas (carreteras, agricultura, ganadería, demanda hídrica, pérdida de coberturas naturales y su variabilidad temporal), las que mejor explican la incidencia de especies exóticas (aves y peces) son densidad de carreteras y pérdida de coberturas naturales a la actividad agropecuaria.

Registros de especies exóticas

Ganadería

Mapa Mapa Mapa Mapa

Ampliar

Intensidad agrícola

Mapa Mapa Mapa Mapa

Ampliar

Más información

Versión PDF Ficha metodológica Referencias Cítese como
Baptiste, M.P., García, L.M., Córdoba, D. y S. Rodríguez-Buriticá. (2018). Mecanismos de introducción y dispersión de fauna exótica en Colombia. En Moreno, L. A., Rueda, C. y Andrade, G. I. (Eds.). 2018. Biodiversidad 2017. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá, D. C., Colombia.
Compartir en redes