Es necesaria la generación de herramientas para asegurar una mejor implementación de compensaciones por pérdida de biodiversidad y mejorar su potencial para obtener ganancias de biodiversidad medibles y pertinentes para los territorios.

Evitar la pérdida neta de biodiversidad vinculada a los proyectos de desarrollo es un objetivo asociado al licenciamiento ambiental pero no ha obtenido suficientes resultados, debido a múltiples causas –normativas, de información, de negociación predial, etc.–. Después de haber planificado los proyectos en el marco de la jerarquía de la mitigación –evitar, mitigar, corregir y compensar–, las compensaciones por pérdida de biodiversidad se constituyen en un mecanismo fundamental de gestión ambiental sectorial, aunque en él persisten altos umbrales de incertidumbre –qué, cuánto, dónde y cómo compensar–, que pretenden ser aclarados con el apoyo de las herramientas conceptuales y de información aportadas.

Con apoyo del Instituto Humboldt, The Nature Conservancy (TNC) y Wildlife Conservation Society Colombia (WCS), la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible adoptó en 2018 el nuevo manual de compensaciones del componente biótico, como actualización del Manual para la asignación de compensaciones por pérdida de biodiversidad del año 2012. Esta nueva versión incluye mejoras en los siguientes aspectos: 1. Escala de análisis, 2. Vinculación de las autoridades ambientales regionales en su aplicación, 3. Posibilidad de la integración y agregación de distintos tipos de compensaciones, particularmente para proyectos lineales –vías, ductos y líneas de transmisión, entre otros–) y 4. Búsqueda de sinergias que mejoren la relación costo–beneficio y aumenten la efectividad de las compensaciones a favor de la biodiversidad.

En este contexto, se proponen tres instrumentos diseñados para reducir la mencionada incertidumbre y facilitar la toma de decisiones en la gestión de las compensaciones, tanto a nivel empresarial como para la autoridad ambiental.

Árbol de decisiones: se plantea para identificar, de manera general, los requerimientos de los ecosistemas en el territorio y definir así las mejores acciones de compensación a partir de criterios como representatividad y remanencia, que conforman el factor de compensación de cada ecosistema equivalente hacia la generación de acciones preferentes, es decir, preservación o restauración. Esta herramienta se convierte en una hoja de ruta indicativa para eliminar la subjetividad a la hora de establecer las acciones de compensación.

Interfaz digital: se desarrolla para consultar los elementos estructurantes del territorio y formular portafolios de compensación. En el módulo de compensaciones del BioTablero, la empresa encontrará la descripción de los ecosistemas afectados, el total de hectáreas a compensar, una propuesta de integración de compensaciones y estrategias sobre cómo compensar –restauración, recuperación, rehabilitación dentro y fuera de áreas Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap), preservación y declaratoria de nuevas áreas protegidas–. El usuario puede seleccionar entre las opciones ofrecidas con lo cual construirá un portafolio inicial de opciones de compensación.

Sistema de evaluación y batería de indicadores: es la herramienta propuesta para evaluar la efectividad de las compensaciones ambientales. Evitar la pérdida neta de biodiversidad es, por su naturaleza, un proceso complejo, pero lo es aún más demostrar su cumplimiento cuando en la práctica apenas se ha previsto el uso de indicadores de gestión. En este sentido, se ha desarrollado, socializado y realimentado una batería de indicadores de impacto, y su herramienta de cálculo automático, que permita evaluar la adicionalidad aportada por las compensaciones ambientales.

Estas herramientas buscan reducir la incertidumbre asociada a la formulación e implementación de los planes de compensación para las empresas y a la validación y adopción de dichos planes por parte de la autoridad ambiental. Se espera mejorar su eficiencia y eficacia, así como asegurar la efectividad de las compensaciones para evitar pérdida neta de biodiversidad asociada al licenciamiento de obras de desarrollo.

A partir de la realimentación de las autoridades ambientales, empresas, gremios y sectores, es necesario continuar ampliando el alcance de las herramientas diseñadas, involucrando nuevos actores. Es imperativo incorporar otros instrumentos de compensación tales como sustracciones de reservas, aprovechamientos forestales y diseñar mecanismos de monitoreo y seguimiento que aseguren la adicionalidad en los procesos.

Tres herramientas para la implementación de las compensaciones por pérdida de la biodiversidad

Árbol de decisiones para referenciar acciones de compensación
Interfaz digital Biotablero (Módulo: Compensaciones ambientales)
Sistema de evaluación y batería de indicadores SEMCA

Gráfica

Árbol de decisiones para referenciar acciones de compensación

BioTablero es una iniciativa en desarrollo del Instituto Humboldt implementada desde el 2018 que tiene como fin proveer síntesis y análisis de la información disponible sobre biodiversidad a nivel de consultas geográficas, indicadores, compensaciones por pérdida de biodiversidad y alertas tempranas.

Con el apoyo del Grupo de Energía de Bogotá, se inició el desarrollo del módulo de compensaciones ambientales cuyo propósito es reducir la incertidumbre sobre las acciones a ejecutar por compensaciones e inversiones ambientales, respondiendo preguntas como: ¿qué compensar?, ¿cuánto compensar?, ¿dónde compensar? y ¿cómo compensar?

Una vez ingresada la información, la empresa encontrará (1) la descripción de los ecosistemas equivalentes afectados, (2) total de hectáreas a compensar, (3) la espacialización de las áreas disponibles junto con la propuesta de agrupaciones de compensaciones (en caso de aplicar) y (4) las estrategias de cómo compensar. El usuario puede seleccionar entre las opciones ofrecidas hasta alcanzar las hectáreas totales a compensar, con lo cual construirá un portafolio inicial de opciones de compensación.

El BioTablero fue creado para usuarios que requieren información actualizada, oportuna y veraz sobre el estado de la biodiversidad con el fin de utilizarla en la toma de decisiones. En la actualidad, se encuentra en desarrollo un módulo para que las Autoridades Ambientales de orden nacional y regional, validen la información propuesta por las empresas en los estudios ambientales y planes de compensación.

Una gestión apropiada de las compensaciones pasa por el establecimiento de un sistema de monitoreo que evalúe el estado y tendencia de los componentes de la biodiversidad por medio de variables claves a escala de proyecto, unidad de compensación, región y país que permita la toma de decisiones informadas. Es por esto que el Instituto Humboldt y TNC han venido desarrollando un modelo conceptual que permita la evaluación y monitoreo de la efectividad de las compensaciones: 1. la captura de forma automática de los datos de los monitoreos ambientales de los proyectos de compensación (a través de las geodatabases que diligencian las empresas) y 2. el cálculo de 14 indicadores validados (ver tabla y arbol de decisiones) y apropiados que evalúan las pérdidas o ganancias de biodiversidad bajo criterios de composición, estructura/contexto paisajístico y función, así como otros dos indicadores de gestión.

El SEMCA definió como actores principales del sistema a las empresas que suministran la información de línea base y de compensaciones, las autoridades ambientales quienes consumen la información de forma más regular y directa (en especial la Anla) y el público en general. Se espera que en próximas fases se avance en el desarrollo e implementación de esta plataforma y que se pueda incluir información de las Corporaciones Autónomas Regionales y las compensaciones asociadas a trámites de aprovechamiento forestal y sustracciones de reservas forestales, de tal forma que permita evaluar la efectividad del mecanismo para manejar apropiadamente la biodiversidad en áreas de desarrollo económico e industria.

Algunos indicadores propuestos son:

icono
Variación de la superficie de las coberturas de la tierra: la cuantificación del cambio de las coberturas (en área o porcentaje) es útil para ver procesos de transformación de coberturas naturales a antrópicas, o viceversa.

icono
Área basal: su medición se usa para la evaluación de la estructura de una comunidad vegetal. A medida que una cobertura recupera su estructura boscosa natural, la sumatoria de área basal de los individuos mayores a 1 cm del diámetro del árbol (DAP) debe aumentar. Igualmente, la sumatoria del área basal de los individuos de una cobertura boscosa tiende a disminuir si esta última presenta tala selectiva o deterioro.

icono
Porcentaje total de la porosidad presente en el horizonte: este espacio poroso del suelo está asociado a funciones ecológicas como el ciclaje de nutrientes, aprovisionamiento de hábitat para especies (raíces, organismos del suelo), y regulación hídrica (infiltración, retención, percolación), en tal sentido, presenta un alto potencial para identificar amenazas del como la erosión, compactación, sellamiento o pérdida de biodiversidad.