Colombia tiene 38 especies de micos (Orden: Primates), de las cuales diez especies son endémicas. Esto ubica al país como el tercero con mayor diversidad de especies en Latinoamérica. Sin embargo, la deforestación es una de sus grandes amenazas debido a que las mayores tasas de deforestación coinciden con los sitios con alta riqueza de primates en la Amazonia, el Caribe y el Pacífico.

Los primates son especies que dependen de los bosques para el desarrollo de sus actividades y su supervivencia, planteando una relación directa entre la presencia de este grupo biológico y la cantidad de cobertura boscosa existente. Debido lo anterior, su supervivencia recae en la conservación efectiva de los mismos. Se ha identificado que aproximadamente 348 especies de primates hacen parte de los ecosistemas de bosque en el mundo1 y, en la región tropical, Latinoamérica se destaca como la zona con mayor número de especies, con el 31 % del total mundial (199 especies), seguido por Asia con 186 y África con 1692. Si bien generalmente los primates habitan bosques, en algunos casos aprovechan los recursos ofrecidos en áreas transformadas, explicando su presencia en ciudades que están rodeadas por bosques como es el caso de Mocoa o Puerto Asís (Putumayo).

En los ecosistemas los primates ocupan diferentes roles como predadores, cazadores, dispersores y polinizadores3. Al ser dispersores de semillas logran mantener la diversidad de plantas, para el caso de semillas de árboles muy altos incrementan su probabilidad de dispersión y germinación, haciendo que muchas especies de plantas dependan directamente de los primates. Por ejemplo, los monos araña (Ateles spp.) pueden consumir frutos de hasta 152 especies de plantas, logrando dispersar las semillas a distancias promedio4 de 443 m. Esto hace pensar que la extinción de los primates traería en consecuencia la extinción de algunas especies de plantas.

La fuertes transformaciones y la reducción de los bosques son las principales amenazas que enfrentan los primates en Colombia. Actualmente se reconocen cuatro grandes causales de estas transformaciones: 1. La expansión de la frontera agropecuaria; 2. La expansión de infraestructura; 3. La extracción de minerales; y 4. La extracción de madera5,6. En Colombia se ha detectado una reducción constante de las áreas boscosas en las últimas décadas por lo que las áreas disponibles para el mantenimiento de primates se han visto reducidas. Se identificó que los sitios donde se presentan las tasas más altas de deforestación coinciden con las áreas con mayor riqueza de especies (San Miguel, Puerto Asís y Valle de Guamuez en Putumayo). Tal es el caso de la región Amazónica que en el 2018 presentó los núcleos con mayor deforestación en el país7.

Las tendencias en la reducción de hábitat por transformación y pérdida de bosques junto con la riqueza total de primates y de especies endémicas, indican que los sitios con hasta nueve especies han permanecido constantes en área a través del tiempo, pero los de mayor riqueza de especies (10-14 especies) han tenido una reducción progresiva desde 1990 hasta 2000. Esto podría indicar que la reducción de bosques puede estar promoviendo una variación en la composición o la extinción de algunas poblaciones de primates. La evaluación de este posible impacto debe ser una prioridad de conocimiento y gestión, con el propósito de implementar estrategias que permitan la conservación de las especies en sus hábitats.

Mapa Mapa

Distribución de la riqueza de primates y núcleos de desforestación

Ilustración
Categoría de amenaza: En Peligro

Tití cabeza blanca


Saguinus oedipus

Distribución de primates endémicos y núcleos de deforestación

Ilustración
Categoría de amenaza: En Peligro Crítico

Mono Araña


Ateles hybridus
Mapa Mapa

Programa Nacional para la Conservación de los primates en Colombia (PNCP)

Esta iniciativa busca promover la conservación efectiva de los primates y de su hábitat. Así, el PNCP se vuelve una estrategia integral y articulada basada en investigación, manejo, educación, comunicación y gestión interdisciplinaria e interinstitucional. Por medio de la implementación de acciones se espera: 1. La recuperación en el estado de conservación de las especies de primates mediante la protección de sus poblaciones y la mitigación de sus amenazas; 2. La ampliación y fortalecimiento de la protección del hábitat de las especies de primates; y 3. El fortalecimiento de la capacidad institucional, organizacional y ciudadana para implementar acciones efectivas que promuevan la conservación a largo plazo de las especies de primates y su hábitat a nivel nacional, regional, departamental y local.9

Riqueza de primates con respecto a la deforestación, 1990-2018

Las líneas consideran lugares donde la riqueza pueden variar desde una especie hasta 14 especies. La línea con una especie representa la tendencia de los lugares en donde es posible encontrar sólo una especie, la línea de dos especies representan la tendencia del área ocupada por dos especies, y así sucesivamente hasta localidades con 14 especies.

Ilustración

Mico bonito del Caquetá


Se han observado en fragmentos de bosques húmedos tropicales, los cuales se encuentran perturbados por actividades humanas. A menudo los parches de bosques que ocupan pueden estar rodeados de pastizales, sin ser estos los ecosistemas naturales de la especie.

El número de especies de primates registradas en Colombia es 38, de las cuales 10 se restringen al país. Esto nos ubica como el tercer país con mayor diversidad de especies de primates después de Brasil y Perú8

Más información

Ficha metodológica Referencias Cítese como
Cruz-Rodríguez, C., Noguera-Urbano, E.A., Olaya-Rodríguez, M.H., Henao-Díaz, L.F., Guzmán-Caro, D.C., Ochoa Quintero, J.M. & Stevenson, P. (2020). Primates y deforestación en Colombia. En: Moreno, L. A. & Andrade, G. I. (Eds.). Biodiversidad 2019. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Bogotá, D. C., Colombia: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. 92p.
Compartir en redes

Temáticas

Especies amenazadas Conservación Especies endémicas Deforestación