Evitar la pérdida de biodiversidad es el nuevo reto que enfrentan las empresas a nivel global. Tal labor debe llevarse a cabo con base en información socioecológica que permita generar lineamientos para la planificación, ordenamiento y manejo del territorio.

En Colombia, un país megadiverso y un destino atractivo para la inversión extranjera, las empresas enfrentan el reto de conservar la biodiversidad. Esto exige adoptar procesos de evaluación, planificación y monitoreo enmarcados en la gestión integrada de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos (SS. EE.)1. Sin embargo, muchas de las decisiones de los sectores productivos con un impacto socioambiental negativo se han tomado basadas en intereses personales, económicos o sectoriales, en su mayoría distanciadas del conocimiento científico y tradicional2. El costo de las decisiones que afectan el ambiente en países con alta diversidad biológica es muy alto, ya que la pérdida de biodiversidad implica un deterioro directo de los SS. EE. Es en este contexto donde es importante la toma de decisiones a partir de información técnica y científica.

El Putumayo ha sido ejemplo de muchas decisiones de este tipo en el territorio. En este coexisten importantes reservas de petróleo, una gran diversidad biológica y una creciente transformación de los ecosistemas por agricultura, ganadería, cultivos ilícitos de coca, minería ilegal, industria de hidrocarburos, expansión urbana y rural asociados a migración poblacional3. El departamento es importante para el mantenimiento de la conectividad andino- amazónica entre el piedemonte y los bosques húmedos. Bajo este escenario el sector de hidrocarburos tiene el reto de crecer sin afectar la riqueza biológica y cultural del territorio.

Desde el proyecto Chawar desarrollado entre el Instituto Humboldt y Gran Tierra Energy, se desarrolló un Sistema de Soporte para la Toma de Decisiones (SSD) cuyo marco de referencia fue el modelo Presión-Estado-Beneficio-Respuesta (PEBR)4. El SSD cuenta con información de: 1. Áreas de importancia en biodiversidad (alta riqueza, presencia de especies endémicas o amenazadas); 2. Áreas importantes en la provisión de SS. EE.; 3. Áreas clave en los procesos de conectividad funcional; 4. Áreas de alto riesgo (susceptibles de inundación o de erosión) y 5. Áreas de bosque con probabilidad de perderse.

A partir de esta información y con base en dos árboles de decisión propuestos (inversión obligatoria del 1 % y compensación ambiental) la empresa puede tomar decisiones a priori seleccionando áreas que impacten en menor medida la biodiversidad del territorio. Adicionalmente, permite optimizar sus inversiones, asegurando adicionalidad. Las inversiones se enfocan en áreas críticas para la conectividad y los SS. EE. con alta probabilidad de deforestación. Una vez seleccionada las áreas, el SSD le sugiere al tomador de decisiones lineamientos para la transición socioecológica hacia la sostenibilidad.

El SSD le permitirá al tomador de decisiones entender la escala y la magnitud de las decisiones a tomar, ahorrando tiempo y recursos al almacenar y articular información para realizar análisis complejos rápidos, reduciendo riesgos y aumentando la transparencia en el proceso de la toma de decisiones. Actualmente, la empresa está usando el SSD y se enfrenta a los retos de tomar una decisión informada.

Análisis de inversión del 1%

Ampliar Flujograma

Análisis de compensaciones bióticas

Ampliar Flujograma

Generalidades del proyecto, análisis de inversión del 1 % y análisis de compensaciones bióticas

Más información

Ficha metodológica Referencias Cítese como
Vargas, S., Arce, M.I., Díaz, D. & Díaz Timote, J. (2020). Toma de decisiones informadas en el territorio. En: Moreno, L. A. & Andrade, G. I. (Eds.). Biodiversidad 2019. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Bogotá, D. C., Colombia: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. 92p.
Compartir en redes

Temáticas

Gestión del conocimiento Gestión territorial Sistemas socioecológicos Actividades productivas