Ficha: 202 | 2021

Respuesta de la distribución de especies exóticas ante escenarios de cambio climático

Entre 2030 y 2050 se proyecta un aumento en la distribución potencial de las especies exóticas, con un incremento en su concentración sobre zonas altas de los Andes que podría afectar las especies nativas de esta región diversa.

Las temperaturas superficiales medias a nivel mundial han aumentado en 0,16°C aproximadamente desde 19701 principalmente por actividades humanas. El cambio climático puede interactuar con otros factores que afectarían la distribución geográfica de las especies y su ecología (dispersión, abundancia, éxito reproductivo) o incrementar el impacto de factores de amenaza como las especies exóticas, lo que se traduce en un desafío a los procesos de gestión a escala local y nacional2-4.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), señala que se debe prevenir, controlar y erradicar las especies que representen una amenaza para la biodiversidad nativa. En el país, los efectos del cambio climático sobre la distribución de las especies exóticas de fauna y flora han sido poco estudiados5,6, por lo que priorizar análisis de proyecciones climáticas puede determinar cambios en la distribución potencial de estas especies y sugerir escenarios futuros de invasiones biológicas. Los escenarios de expansión en la distribución de las especies exóticas pueden ser altamente probables si se consideran modificaciones en las condiciones de los hábitats específicos, dando lugar a oportunidades de persistencia, dispersión y establecimiento para estas especies.

A partir de la información disponible en 2022 de registros para 518 especies exóticas —131 148 registros a nivel nacional—, se evidenció una concentración de especies exóticas de fauna y flora en la región Andina. A partir de los modelos de distribución para las especies que contaban con ellos, se elaboraron los mapas de concentración de especies y se realizó un cruce con los escenarios climáticos RCP 8.5 para los años 2030 y 2050. Se evidencia que el patrón de concentración de las especies exóticas en los Andes tiende a aumentar, mientras que el número de especies analizadas se reduce progresivamente en tierras bajas de la regiones Caribe y Pacífico, el valle del río Magdalena y algunas zonas de la Orinoquia. Esta reducción de especies exóticas se proyecta en zonas principalmente por debajo de los 250 m s. n. m., mientras se favorece la concentración de especies en zonas de mayor altitud, por encima de los 1200 m s. n. m.

Al realizar el cruce con las áreas de jurisdicción de las Corporaciones Autónomas Regionales y secretarías ambientales, es la CAR la que tiene el mayor número de registros —45213—, seguida por la Secretaría Distrital de Ambiente —9.577— y Corpoamazonia —5.825—. Para la CAR y Corpoboyacá se sugieren proyecciones de aumento de la probabilidad de distribución y por ende de la dispersión de especies exóticas a 2050, en términos de idoneidad climática.

La inclusión de variables de invasividad e invasibilidad en proyecciones de especies exóticas ofrece mayor integralidad a estos análisis. Sin embargo, el análisis sobre variables climáticas resulta un insumo clave para generar respuestas rápidas en la gestión de la biodiversidad, en particular en zonas del país donde se predice una mayor concentración de especies exóticas, coincidente con otros motores de transformación. Esto supone retos y permite generar alertas. A nivel regional, las autoridades ambientales pueden anticiparse con medidas de prevención o mitigación de los efectos potenciales del cambio climático en sinergia con otros factores de cambio a nivel de áreas de interés para la conservación.

Análisis de Información

En los análisis realizados en el año 20147 se evidenció el cambio en la distribución de 25 especies de flora bajo un escenario de cambio climático, evaluando variables de temperatura, precipitación y altitud (idoneidad climática).

Para el año 2022 se evaluaron un total de 1524 especies introducidas, de las cuales 229 son especies de fauna8 y 1295 son especies de flora9. Del total, 57 especies —15 especies de reptiles, anfibios, mamíferos y aves— se cuenta con información que permitió modelar su distribución potencial actual y su posible variación bajo escenarios de cambio climático para los años 2030 y 2050.

Concentración de especies exóticas de fauna y flora evaluadas

Énfasis en las posibles consecuencias que tendría la concentración de especies exóticas en las partes más altas de las cordilleras, por la cantidad de especies endémicas y el funcionamiento de los ecosistemas: como conclusiones o recomendaciones para monitoreo o investigación.

En cada uno de los escenarios vemos la nueva distribución de las especies evaluadas. Valor blanco/gris: Posible presencia de otras especies exóticas no evaluadas.
2022 Ampliar
Mapa
2030 Ampliar
Mapa
2050 Ampliar
Mapa

Concentración de especies exóticas de fauna evaluadas

El aumento de especies exóticas en el futuro (2030-2050) que se proyecta para los Andes, Caribe y Pacífico, impactaría directamente a los organismos nativos, debido a una nueva disponibilidad de hábitat. Las estrategias o capacidad de dispersión, persistencia y establecimiento de los organismos exóticos bajo condiciones cambiantes son factores definitivos en la concentración de especies exóticas. Este patrón podría aplicar para grupos como los reptiles del género Hemidactylus por ejemplo, confirmadas para altitudes inferiores a 2703 m s. n. m.

A excepción de Sus scrofa (jabalí), para 2050 todas las especies analizadas de fauna —reptiles, anfibios, mamíferos y aves— se concentran en la zona Andina bajo los escenarios de cambio climático. Esto puede estar relacionado con otros factores ambientales y de hábitat que pueden cambiar como resultado de la relación conjunta con las variaciones de las condiciones climáticas a escalas locales.

2022 Ampliar
Mapa
2030 Ampliar
Mapa
2050 Ampliar
Mapa

Concentración de especies exóticas de flora evaluadas

Para los grupos de flora, se espera de manera general para el rango acumulado hasta el 2050, que la mayoría de las especies se expanda en la región Andina de Colombia, a excepción de las especies Alysiocarpus vagianlis, Crotalaria retusa (cascabelito) e Ipomoea aquatica (cancon), para las cuales su distribución esperada es en lugares de menor altitud. En la región Andina los aumentos poblacionales de estas especies podrían verse relacionadas con la presencia de sitios perturbados, dado que es la región con mayor desarrollo demográfico humano en Colombia.

El incremento de las poblaciones de estas especies, especialmente de aquellas ya establecidas como invasoras, impactaría directamente a las especies nativas posiblemente en su abundancia y procesos ecológicos, incluyendo una limitación en la disponibilidad de hábitat.

A pesar de lo anterior, varias especies no muestran tener una expansión significativa en el territorio nacional (hasta el 2050), como lo son: Capsella busrsa-pastoris, Cirsium vulgare, Chenopodium album, Conium maculatum, Cymbalaria mularis, Digitalis purpurea, Eucalyptus grandis, Fuchsia boliviana, Fumaria capreolata, Geranium bicknellii y Nasturium officinale.

2022 Ampliar
Mapa
2030 Ampliar
Mapa
2050 Ampliar
Mapa

Nombre común: Jabalí

Ilustración

Más información

Ficha metodológica Referencias Cítese como
Maria Piedad Baptiste Espinosa, M.P., Romero Jiménez, L.H., Castellanos, C., García Loaiza, L. M.,Muñoz Rodriguez, C. J.,Nova León, L. J.,Noguera Urbano, E. A.,Olaya Rodríguez, M. H.,Perilla, G. A.,Torres, G. Cruz, C. & Arango, H. 2022. Respuesta de la distribución de especies exóticas ante escenarios de cambio climático. En: Moreno, L. A., & Andrade, G. I. (Eds.). Biodiversidad 2021. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.
Compartir