Dado que casi la mitad de las especies de plantas del bosque seco en Colombia son raras y la inmensa mayoría tiene una distribución restringida, su gestión integral requiere de una mayor comprensión de sus patrones de abundancia y distribución.

En los trópicos, cuya alta diversidad se debe al gran número de especies raras de plantas, entender el concepto de rareza tiene grandes implicaciones para la conservación de las especies y para la integridad ecológica de estos ecosistemas. Sin embargo, definir los umbrales que determinan la rareza de una especie es difícil pues la abundancia y distribución de las especies puede ser expresada a diferentes escalas. Por ejemplo, se puede evaluar para una localidad específica o para todo el país, puede hacer referencia a la frecuencia a la cual aparece una especie en el paisaje o a su rango de distribución1. Para entender el concepto de rareza, y así generar información que conduzca a acciones de conservación, se deben entender los patrones de abundancia y distribución de las especies, es decir, qué tan comunes o raras son en su estado silvestre a diferentes escalas espaciales.

Ampliar el conocimiento en estos temas es una tarea urgente en los bosques secos de Colombia dado sus altos niveles de endemismo y de transformación del paisaje. Con apenas el 8 % de su distribución original2, estos ecosistemas son los más fragmentados del país y solo hasta hace unos pocos años se ha empezado a vislumbrar su abundante biodiversidad. Hasta el momento, se han registrado 1342 especies de árboles y arbustos, 195 de lianas y 25 de cactus3, de las cuales 54 son endémicas del bosque seco y de estas, 36 se encuentran bajo algún grado de amenaza4.

A través de la Red de Investigación y Monitoreo del Bosque Seco Tropical en Colombia (Red BST-Col) se establecieron 15 parcelas permanentes de 1 ha en las distintas regiones de bosque seco del país. Un total 537 especies leñosas fueron marcadas, 233 de las cuales son raras, casi todas (220) concentradas en una sola de las cinco regiones muestreadas. Dado que las especies raras podrían cumplir funciones únicas en los ecosistemas5, la necesidad de conservarlas es apremiante. Además, no solo las especies raras muestran una distribución restringida. Por ejemplo, de las 50 especies más abundantes, 28 se encuentran en una sola región. Esto significa que la gran parte de las especies requiere de importantes esfuerzos para asegurar su preservación, en particular si se identifican amenazas en las áreas donde se encuentran.

El reto para la gestión de estas especies es mayor, pues menos del 5 % del área ocupada por bosques secos en el país cuenta con alguna figura de conservación2. La identificación de áreas prioritarias para la conservación de las especies es fundamental para guiar acciones dirigidas a la protección y restauración de hábitats, así como para generar alertas tempranas sobre su vulnerabilidad bajo diferentes escenarios de transformación. La gran apuesta es lograr una mejor conectividad entre los remanentes de bosque y aumentar la representatividad de este ecosistema en áreas protegidas para facilitar la persistencia de las especies raras y/o de distribución restringida en los bosques secos de Colombia.

Duis arcu tortor, suscipit eget, imperdiet nec, imperdiet iaculis, ipsum. Sed aliquam ultrices mauris. Integer ante arcu, accumsan a, consectetuer eget, posuere ut, mauris. Praesent adipiscing. Phasellus ullamcorper ipsum rutrum nunc. Nunc nonummy metus. Vestibulum volutpat pretium libero. Cras id dui. Aenean ut eros et nisl sagittis vestibulum. Nullam nulla eros, ultricies sit amet, nonummy id, imperdiet feugiat, pede. Sed lectus. Donec mollis hendrerit risus. Phasellus nec sem in justo pellentesque facilisis. Etiam imperdiet imperdiet orci. Nunc nec neque. Phasellus leo dolor, tempus non, auctor et, hendrerit quis, nisi. Curabitur ligula sapien, tincidunt non, euismod vitae, posuere imperdiet, leo. Maecenas malesuada. Praesent congue erat at massa.

Mapa

Parcelas en BST con número de especies raras y figuras de conservación

Ilustración

Bototo, majagua


Ampliar

Gráfica

Número de especies raras y comunes

La gráfica ilustra la proporción de especies con diferentes abundancias en las 15 parcelas permanentes de las red BST-Col (anillo interno) así como el número de parcelas en las que estas especies se encuentran (anillo externo).

Marco conceptual

Ampliar

Más información

Versión PDF Ficha metodológica Referencias Cítese como
Norde, N., González, R., Avella, A., Castaño, A., Castellanos-Castro, C., Cuadrao, B., Franke, R., Hernández, E., Idagarrá, A., López, R., Naranjo, D., Pizano, C., Rodríguez-Buritica, S., Salgado-Negret, B., Umaña, M.N. y H. García. (2018).Las plantas raras del bosque seco: Patrones de abundancia y distribución de las especies e implicaciones para su gestión. En Moreno, L. A, Andrade, G. I. y Goméz, M.F. (Eds.). 2019. Biodiversidad 2018. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá, D. C., Colombia.
Compartir en redes