En Colombia, actualmente hay más de 170 fincas en las que se están implementando estrategias bajo el sistema la ganadería regenerativa, principalmente en las regiones Caribe y Andina. Estas estrategias aseguran la conservación de la fauna y la flora, incrementando el hábitat de diversas especies que favorecen la resiliencia de estos agroecosistemas, buscando progresivamente un equilibrio natural que se traduce en rentabilidad de la actividad ganadera.

La ganadería regenerativa es un sistema de producción agroforestal articulado con las dinámicas de la naturaleza que mediante prácticas de manejo, incrementa la productividad y reduce los costos de producción, promoviendo un mayor retorno sobre la inversión. También mejora la calidad de vida para los productores y sus colaboradores y permite obtener alimentos saludables y limpios para los consumidores. Son múltiples los beneficios de la ganadería regenerativa, entre ellos:

  1. No uso de productos de síntesis química como fertilizantes, insecticidas, pesticidas, herbicidas y otras sustancias contaminantes y perjudiciales para el ambiente y para la salud humana.

  2. Conservación de la infraestructura natural.

  3. Generación de microclimas que reflejan las dinámicas evolutivas del bosque y la pradera, reconociendo prácticas de pastoreo y ciclos de descanso que permiten la regeneración a través de la sucesión natural y las relaciones favorables suelo-planta-animal-humano.

  4. Mantenimiento de coberturas vegetales y humedad relativa que potencializa la fotosíntesis en las plantas para cerrar el ciclo del carbono.

  5. Mejoramiento de la salud y la fertilidad del suelo con el incremento del contenido de materia orgánica, así como la capacidad de infiltrar y retener agua, y de reciclar y almacenar nutrientes y carbono, previniendo su erosión y revirtiendo su desertificación.

Conserva la fauna y la flora, incrementando el hábitat de diversas especies que favorecen la resiliencia de estos agroecosistemas, buscando progresivamente un equilibrio natural que se traduce en rentabilidad. La alta diversidad del neotrópico favorece este enfoque en ganadería, generando sistemas de redundancias a través de alternativas productivas para el uso sostenible de la biodiversidad.

Las estrategias de manejo de la ganadería regenerativa aseguran la sostenibilidad; sin embargo, hay algunos retos relacionados con la difusión e implementación de las estrategias de manejo, la consolidación de indicadores de producción y conservación y la integración del modelo regenerativo dentro de los lineamientos técnicos para las inversiones en conservación desde los sectores con impactos en la biodiversidad.

Otro de los retos fundamentales, es continuar los proyectos de investigación que relacionan la ganadería regenerativa y sus impactos en la conservación de la biodiversidad. Apesar de esto, conocemos sobre los beneficios para la biodiversidad de la liberación de áreas para la regeneración natural, el bajo o ausente uso de insumos químicos en la producción y la preservación del recurso hídrico en buen estado.

La ganadería regenerativa es sostenible al generar valor a partir de la gestión integral de riesgos -operacionales, regulatorios, reputacionales-, el retorno sobre la inversión por reducción de costos, la consolidación de cadenas de valor compartido y mercados verdes y por el valor adicional dado por el crecimiento del portafolio de negocios, la innovación, nuevos productos y mercados que en conjunto aseguran la rentabilidad del negocio y abre un espacio para la conservación de la naturaleza bajo un esquema de producción-protección.

ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020

¿En dónde se está implementando la ganadería regenerativa en Colombia?

197

fincas

con Ganadería regenerativa

22 406

hectáreas

en Ganadería regenerativa

14 691

hectáreas

en Conservación

ReporteBIO 2020

Estrategias de manejo para la ganadería regenerativa inspiradas en el funcionamiento de la naturaleza

Identificar y conservar la estructura ecológica principal de la finca.

Proteger y restaurar nacimientos, humedales y rondas hídricas que permitan la cosecha y la regulación del recurso hídrico para las épocas críticas.

Consolidar praderas polifíticas (alta biodiversidad en la pradera) aboliendo el uso de pesticidas, herbicidas, fungicidas y desparasitantes que afecten las dinámicas naturales; e implementando un diseño de tiempos cortos de pastoreo y descanso apropiado que favorecen la cobertura, permiten la regeneración y aprovechamiento eficiente de las praderas.

Conservar la naturaleza del sistema generando hábitat y conexiones que potencien las dinámicas de la estructura ecológica principal (áreas de protección-producción).

Generar bienestar animal entendiendo la naturaleza en términos de infraestructura y desarrollando microclimas para el confort animal; además de producir agua, materias primas y otros usos sostenibles de la biodiversidad que vinculan la agroforestería a la actividad ganadera.

Integrar progresivamente la naturaleza a un sistema ganadero potencia los beneficios que este recibe de ella, consolidando en el tiempo un equilibrio que se traduce en rentabilidad, mayor retorno de capital, más recursos naturales y más biodiversidad.

Fuente: Áreas clave para negocios sostenibles propuesto por Bonini y Görner (2011) en The Bussiness of Sustainability: Putting it into Practice - McKinsey & Company.

Toque en la gráfica para ver más información

Oportunidades de la sostenibilidad del paisaje usando ganadería regenerativa

Caso de éxito

En el Magdalena Medio, en el Municipio de Puerto Triunfo, se encuentra ubicada una de las fincas referentes de la Ganadería Regenerativa en el país: la Hacienda El Pajuil. Si bien esta finca está ubicada en áreas muy transformadas por el uso intensivo del suelo, dentro de la finca se conservan áreas de bosque. En ella se realizó una expedición con el fin de construir un punto de partida sobre el conocimiento de la biodiversidad asociada a este tipo de sistema de producción en una zona donde la ganadería tradicional ha generado una presión y fragmentación del hábitat determinante para cientos de especies.

Durante dos días se realizó un primer inventario rápido en el que los expertos registraron 371 especies de fauna y flora (167 especies de plantas, 124 especies de aves, 28 especies de mariposas, 16 especies de anfibios y reptiles, 14 especies de peces, 12 especies de mamíferos y 10 especies de escarabajos), lo que evidencia cómo la conservación de la naturaleza es posible bajo un enfoque de manejo regenerativo.

La mayoría de las especies registradas son especies comunes y abundantes, y se destacaron algunos registros de mamíferos como el jaguar (Panthera onca) una especie sombrilla, o de escarabajos indicadores de la buena salud de la pastura como el Canthon sp. grupo mirabilis o escarabajos indicadores de presencia de grandes vertebrados como el Coprophanaeus sp.

ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020

Créditos: Hacienda el Pajuil.

Más información

Versión PDF Ficha metodológica Referencias Cítese como
Diaz-Pulido, A., Chiquito-García, S., Rúa. M & Jimenéz, R. (2021). Ganadería Regenerativa . En: Moreno, L. A., Andrade, G. I., Didier, G & Hernández-Manrique, O. L. (Eds.). Biodiversidad 2020. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Bogotá, D. C., Colombia: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. 112p.
Compartir en redes