El 75 % de los paisajes agropecuarios en el país no son heterogéneos potenciando una alta vulnerabilidad en la oferta de servicios de regulación, resaltando la necesidad de implementar acciones que estimulen la coexistencia de los bienes y servicios agrícolas o pecuarios junto con la conservación de la biodiversidad y sus beneficios.

El paisaje agropecuario se manifiesta como una unidad en la que se expresa la relación entre el desarrollo de actividades agropecuarias y coberturas con remanentes de ecosistemas en buen estado, para transformar algunos de los elementos del paisaje en bienes y servicios agrícolas o pecuarios. Estos paisajes responden a desafíos mundiales como la producción de alimentos, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la degradación de sus ecosistemas y la pérdida de biodiversidad y de servicios ecosistémicos (SS. EE.). Para abordar estos desafíos, es crucial formular alternativas que permitan diseñar paisajes que mantengan sus funciones sociales y ecológicas, por medio de mosaicos espaciales heterogéneos que estimulen la coexistencia de los bienes y servicios agrícolas o pecuarios junto con la conservación de la biodiversidad y sus beneficios.

Para evaluar la heterogeneidad en los paisajes agropecuarios en Colombia se realizó un ejercicio de caracterización de los mosaicos dentro de las unidades de producción agropecuaria -UPA- ya establecidas1. El objetivo principal de las UPA es la producción de bienes agrícolas, forestales y pecuarios acuícolas. En este análisis se cruzaron estas actividades con la existencia de áreas naturales boscosas o de páramo1,2, la huella espacial humana3 y la oferta potencial de servicios ecosistémicos de regulación4 -carbono, regulación y oferta hídrica-. Se determinó que menos del 25 % de los paisajes agropecuarios del país son heterogéneos lo que significa que desarrollan actividades productivas con la presencia de áreas naturales. Estos paisajes coinciden con áreas de baja vulnerabilidad para la oferta potencial de SS. EE. de regulación y unos índices de huella humana bajos y están ubicados en las regiones del Pacífico, Amazonia y Orinoquia. Adicionalmente se identificó que el 55 % de estos paisajes agropecuarios heterogéneos implementan prácticas encaminadas a la conservación de áreas boscosas y rondas hídricas1.

Al comparar el tamaño de los paisajes agropecuarios se evidencia una mayor área promedio de las UPA en las regiones de la Orinoquia y el piedemonte Andino-Amazónico, que es relevante en el impacto que los paisajes heterogéneos pueden tener en la conservación de áreas naturales y en el mantenimiento de la oferta de los SS. EE. En este sentido, la heterogeneidad puede contribuir no sólo al uso sostenible y a la conservación de la biodiversidad, sino también al aumento de la resiliencia socioecológica, la seguridad alimentaria y el bienestar humano, con el fin de tener paisajes más sostenibles.

ReporteBIO 2020 ReporteBIO 2020 ReporteBIO 2020 ReporteBIO 2020 ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020

Heterogeneidad de los paisajes agropecuarios de Colombia

Las regiones que presentan mayor heterogeneidad Nula -solo existencia de actividades agrícolas y pecuarias- corresponden a la región Andina y Caribe, en contraste la región pacifico y Amazonía donde se presenta una alta heterogeneidad. presentan los valores más altos.

  • Zonas naturales

  • Heterogeneidad nula

  • Heterogeneidad baja

  • Heterogeneidad media

  • Heterogeneidad alta

Crédito foto: Felipe Villegas.

Heterogeneidad de los paisajes agropecuarios de Colombia

Se observa que la región Caribe es la que mayor porcentaje de heterogeneidad nula presenta, con proporciones muy bajas de alta heterogeneidad. Por otra parte la región del Catatumbo y Andina presentan casi la misma proporción en categoría nula, sin embargo Catatumbo reporta mayores áreas de alta heterogeneidad. En contraste la región Pacífico presenta la mayor heterogeneidad alta seguida de la región Amazonia.

Proporción de clases de heterogeneidad a nivel país

A nivel nacional se observa que la mayoría de UPAs presentan una heterogeneidad nula (75 % aproximadamente) seguida del 20 % en categoría de alta heterogeneidad.

ReporteBIO 2020
ReporteBIO 2020

Tamaños de paisajes agropecuarios (ha) en Colombia

Se observa que para la región Caribe y Andina se presentan predios entre 0 y 100 ha, al contrario de la Orinoquia donde las Upas tienen un mayor tamaño (entre 1000-5000 ha).

  • Regiones naturales

  • 0 - 1 ha

  • 1 - 10 ha

  • 10 - 100 ha

  • 100 - 1000 ha

  • 1000 - 5000 ha

Crédito foto: Paola Sánchez.

El Dane en el 2019 reporta que de las áreas que cambiaron de uso agrícola o pecuario, el 37 % pasaron a ser áreas de conservación o recuperación ambiental, el 3 % dejaron de utilizarse por ser áreas con riesgo de deslizamiento e inundación y el 20 % se identificaron como no aptas para el uso agropecuario5. Esto evidencia la importancia del reconocimiento de los beneficios de la heterogeneidad dentro de estos paisajes.

Crédito foto: Felipe Villegas.

Más información

Referencias Cítese como
García-García, J. A & Diaz-Timoté, J. J. (2021). Heterogeneidad de los paisajes agropecuarios. En: Moreno, L. A., Andrade, G. I., Didier, G & Hernández-Manrique, O. L.. (Eds.). Biodiversidad 2020. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia. Bogotá, D. C., Colombia: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. 112p
Compartir en redes